Stacks Image 81120
comparte esta página
Facebook
Instagram
LinkedIn
Twitter
Tumblr
WhatsApp
YouTube
Contact Me
Email This Page
Print This Page
RSS Feed
Site Map

El Setter Inglés, la raza más popular en España en 2022 por delante del Pastor Alemán, el Caniche, el Teckel y el Labrador Retriever


El Setter Inglés, la raza más popular en España en 2022 por delante del Pastor Alemán, el Caniche, el Teckel y el Labrador Retriever

Los registros de la Real Sociedad Canina de España alcanzaron las 64.488 inscripciones totales, un 16% más que en 20

El Libro de Orígenes de la RSCE revela que las inscripciones que más crecieron porcentualmente el año pasado fueron Laika de Siberia, el Terrier Australiano y el Bedlington Terrier

El Setter Inglés, una raza seleccionada en Inglaterra durante el siglo XIX, se ha convertido en la más popular en España durante 2022. Así lo corrobora el Libro de Orígenes Español y el Registro de Razas Caninas (LOE/RRC) de la Real Sociedad Canina de España (RSCE) con 4.536 inscripciones, prácticamente las mismas que el año anterior.

El Setter Inglés se ha convertido, en este sentido, en la raza más utilizada por los aficionados a las pruebas de campo con perros de caza en España, aunque también es un gran perro de familia y habitual en nuestras exposiciones.

Así, esta raza desplaza del liderazgo al Pastor Alemán que, con 3.969 registros, cae a la segunda posición. El Pastor Alemán, raza seleccionada en Alemania a finales del XIX para preservar la existencia de antiguos perros ovejeros del país y conseguir el “perro total”, cuenta con aptitudes polivalentes para el trabajo, desde el pastoreo hasta funciones militares y, en la actualidad, otras como la terapia o el trabajo como perro guía.

Y, en concreto, las inscripciones del Pastor Alemán caen casi un 18% en términos interanuales, a diferencia de la tercera raza más popular, el Caniche, que aumenta cerca de un 10% con relación a sus inscripciones (3.127). Ideal para la convivencia urbana, la popularidad del Caniche, no deja de crecer -pasa del cuarto al tercer puesto-. El origen de sus pompones se debe a la protección de sus partes más sensibles del agua y el frío al ejercer históricamente funciones de perro cobrador de aguas para la caza.

Con 2.943 inscripciones, entra en el top-ten y se encarama hasta el cuarto puesto el Teckel. seleccionado desde el principio como perro de caza en lugares y circunstancias especiales, destacando su habilidad para la caza en madriguera, debido a su particular anatomía y a su privilegiado olfato. De extremidades cortas, el Dachshund es célebre desde la Edad Media, seleccionado desde el principio como perro de caza en lugares y circunstancias especiales, destacando su habilidad para la caza en madriguera, debido a su particular anatomía y a su privilegiado olfato.

Existen tres tamaños de Teckel (Estandar, Miniatura y Kaninchen o para la caza del conejo) y tres variedades de pelo (pelo corto, pelo duro y pelo largo), lo que nos da nueve clases de Teckel.

El Labrador Retriever desciende hasta el quinto puesto desde la tercera posición de 2021, alcanzando las 2.675 inscripciones de esta raza. Reconocida en 1903 en Reino Unido, su carácter afable y ausente de agresividad lo convierten en un perro de compañía ideal, capaz de asumir funciones policiales o de búsqueda antes que hacer de perro guardián.

Repite la sexta posición el Golden Retriever (2.560), de origen escocés y seleccionado hacia la mitad del siglo XIX tras cruces de perros de aguas y perdigueros que la nobleza y high-class escocesas realizaron para recoger las aves del agua durante la caza en la región de las Highlands. Muy recomendables para convivir en familia.

En séptimo lugar, el Chihuahua (2.358 inscripciones), famosísima raza de origen mexicano de tamaño muy pequeño. Ese tamaño y su aparición frecuente en brazos de celebrities lo han convertido en un perro de moda, por lo que es fundamental acudir a criadores responsables que cuiden de su salud por encima de todo. Su tamaño puede provocarles reacciones agresivas, lo que indica que hace falta adiestramiento para evitar contratiempos. En 2020 fue la tercera raza más popular.

Octavo, el Spitz Alemán, 2.127 inscripciones. Repite puesto en el top-ten. Esta raza, absolutamente afable y permanentemente alegre y leal, posee dos características capas de pelo y una cabeza de zorro con ojos alertas y pequeñas orejas, puntiagudas y muy juntas que le confieren una apariencia singular. Se reconoció en 1870 en Inglaterra.

En novena posición, el Bichón Maltés (2.010 registros en 2022), que pierde dos posiciones. Su origen se presupone milenario (dos milenios concretamente), repartido por el Mar Mediterráneo. Su pelaje denso y de textura sedosa hace del Bichón Maltés un animal muy popular en los hogares, perfecto guardián de la casa ante cualquier señal de alerta.

Finalmente, repite en el décimo puesto el Schnauzer Miniatura, con 1.935 inscripciones. Una raza desarrollada en Alemania y apreciada en las granjas por su capacidad de vigilancia nocturna, es ágil, afable pero desconfiado con extraños, lo que exige algo de adiestramiento.

Mayor aumento de inscripciones

En cuanto al aumento de inscripciones en términos porcentuales, las mayores subidas corresponden a tres razas que crecieron alrededor del 800%: Laika de Siberia Occidental, Terrier Australiano y Bedlington Terrier, aunque hablamos de cifras totales modestas, muy lejos de las más populares como Pastor Alemán, Golden Retriever o Teckel.

En el Libro de Orígenes Español y el Registro de Razas Caninas (LOE/RRC) de la Real Sociedad Canina de España se inscribieron en 2022 ejemplares de 254 razas caninas diferentes. La Fédération Cynologique Internationale (FCI), la mayor federación canina del mundo -cuyo único socio en España desde hace más de un siglo es la RSCE- reconoce más de 350 razas.

En total, el número de nuevos inscritos fue de 64.488 perros, procedentes de 254 razas, según el LOE/RRC. Es un 7% menos que en 2021, pero un 16% más que en 2019, el año previo a la pandemia cuando se registraron 55.459 inscripciones, cifra que cayó en 2020 hasta 40.646, por los efectos de la pandemia.

Fuente: Real Sociedad Canina Española

Los beneficios del handling para los niños, una disciplina en auge y con efectos positivos para educar en valores



Los beneficios del handling para los niños, una disciplina en auge y con efectos positivos para educar en valores

El handling o la técnica de presentar a los perros en las competiciones caninas es una disciplina en auge en toda Europa, también entre los más pequeños, ya que les permite profundizar en el aprendizaje de las razas, la morfología y la psicología canina, pero también es fundamental para fomentar valores como el compañerismo y el juego limpio en los concursos.

La Real Sociedad Canina de España (RSCE), la voz del perro en nuestro país desde hace más de cien años, destaca que el handling, casi un deporte más, impulsa el desarrollo personal de los jóvenes, el trabajo en equipo, la convivencia y la socialización. Además, les anima a adquirir conocimientos sobre la psicología canina, los cuidados y el mantenimiento del bienestar animal.

Para reforzar su conocimiento entre los más pequeños, la RSCE junto a la RSCE Joven, organiza su primer taller infantil formativo sobre junior handling, que impartirá uno de los mejores handler profesionales del mundo, Javier González Mendikote, el próximo 25 de marzo en Madrid.

Así, en el taller se darán todas las claves para conocer bien la morfología, estructura, movimiento y temperamento marcados en el estándar de cada raza, ya que los handler entrenan y educan a los perros para que sepan comportarse correctamente durante su presentación, pero también son los responsables de su salud física y psíquica.

Actitudes y patrones de movimiento

Además, durante esta formación se trabajará en los valores de la empatía, la cordialidad, el buen humor, la paciencia y el respeto, como una buena actitud para estos profesionales. Y se abordarán contenidos importantes como los patrones del movimiento en el ring, tanto individuales, como en grupo, enseñando a los perros a trotar con la correa floja, siempre bajo la premisa de que el perro debe disfrutar y estar tranquilo.

Con esta iniciativa, la RSCE quiere dar a conocer cómo los niños también pueden concursar en certámenes caninos de este tipo, al igual que los adultos y, en definitiva, fomentar la cinofilia en el mundo infantil y la ilusión por los perros.

La Real Sociedad Canina de España cuenta, además, con una guía destinada a las familias para fomentar los valores de responsabilidad y de respeto en el mundo de la cinofilia en estos concursos, titulada “Decálogo de los buenos padres de un joven presentador” en la que insta a animar a los pequeños en todas las circunstancias, pero especialmente “en las negativas” si es que no llegaran a ganar en estas exhibiciones y a ser siempre respetuosos y responsables en el ring de competición.

La RSCE, desde su Comisión de la RSCE Joven, completará su oferta formativa para los más pequeños este año con otros tres talleres especializados dedicados a primeros auxilios a perros, psicología canina y razas españolas, como parte de su objetivo de acercar el mundo de la cinofilia a los niños.

Más información: https://www.rsce.es/es/

¿Estás listo para tener un cachorro? El estilo de vida, la vivienda y la economía familiar importan



La Real Sociedad Canina de España, la voz del perro desde hace más de un siglo, pide a los compradores recabar toda la información necesaria antes de adquirir al animal que nos acompañará durante los próximos 10-15 años

Evitar la desagradable experiencia desde tener que devolver un perro o, peor aún, el abandono es algo posible conociendo la dedicación y el espacio de que disponemos, las leyes municipales y las normas en cada edificio para los animales

Madrid, 14 de marzo de 2023.- La Real Sociedad Canina de España (RSCE), la voz del perro en España desde 1911, lleva más de un siglo luchando contra el abandono o el maltrato animal. Y una de las armas más útiles para desarrollar el bienestar del perro es la información: ¿estoy preparado para hacerme con un cachorro?

Actualmente, en España abundan los clubes vinculados a las diferentes razas y los criadores responsables para obtener los mejores consejos sobre la compatibilidad de nuestro hogar, familia o estilo de vida con los cachorros. Sin embargo, el ansia de poseer un perro, las modas dañinas potenciadas por influencers y youtubers o por taquillazos de éxito, o el consumismo (un perro no es un juguete) pueden llevarnos a adoptar la peor de las decisiones, que no es otra que adquirir un perro, cuando no reunimos las condiciones mínimas.

Para evitar la experiencia de devolver un cachorro, por no hablar de abandonarlo (algo prohibido), aquí van una serie de ideas:

Un estilo de vida compatible con los cuidados. Un perro convivirá con nosotros aproximadamente de 10 a 15 años. Y necesitará muchos cuidados: mínimo tres paseos al día, hygiene y alimentación. Además, si tus horarios laborales exigen mucho tiempo fuera de casa, si tu vida social es lo suficientemente activa como para no dedicar atención suficiente a tu perro, piénsatelo tantas veces como haga falta.

No hay un tiempo límite para adiestrar. ¿Cuánto tiempo debo dedicar a adiestrar a mi cachorro para convivir en armonía? se preguntan muchos interesados. La mera pregunta es un error: la respuesta es algo así como ‘todo el tiempo del mundo’. Los perros, como los seres humanos, son diferentes entre sí y gran parte del temperamento viene determinado por la raza: se aburren, echan de menos a sus hermanos de camada y a su madre, son testarudos… ¿Tienes tiempo y, sobre todo, paciencia?

Asegúrate de que va a integrarse en tu familia. Un perro no es un objeto, ni un regalo: es mucho más. Será un nuevo miembro de la familia. Por eso, hay que comprobar si la llegada de un cachorro es compatible con quienes ya habitan el hogar: otros animales, bebés que lloran por las noches, un hijo al que no le gustan los animales… Los perros aúllan en horario nocturno, hacen sus necesidades donde no deben hasta que aprenden, muerden todo lo que ven y llenan todo de pelos. Todas estas realidades se debe tener en cuenta.

Conoce las leyes caninas de tu localidad. Las ciudades adoptan sus propias leyes: ingreso en los establecimientos de ocio, en los lugares de trabajo, normas para paseadores, prohibiciones de algunas razas, obligaciones de llevar un bozal… La cultura canina está cambiando y, cada vez más, las directrices son más dog-friendly, pero las leyes están ahí y hay que cumplirlas. Una simple consulta por Internet puede ahorrarte muchas desavenencias en el futuro en tu municipio.

Cuenta con espacio necesario en tu vivienda. No es lo mismo vivir en un chalé en las afueras de una urbe que en un estudio de 30 metros cuadrados cercano a nuestro lugar de trabajo. Algunas razas necesitan de permanente ejercicio para su desarrollo. Contar con un jardín, parque o pinar aledaños puede ayudarnos. Además, están las distintas normas que imponen las comunidades de vecinos, en las que pueden adoptarse restricciones en los edificios a los animales de compañía. Aclara esto antes de lanzarte a adquirir un cachorro.

Renta suficiente para una inversión mínima. Tener un perro no sale gratis. Garantizar la crianza durante más de una década tiene un coste, pero también la recompensa de contar con la mejor de las compañías. Higiene, veterinarios, comida, ocio… En la Real Sociedad Canina de España, la estimación es una inversión mínima de 1.300 euros al año para que un cachorro reciba los cuidados básicos, una cifra que puede aumentar en tiempos de inflación. ¿Dispones de la renta necesaria para garantizar esta inversión? La pregunta no es baladí.

La selección de la raza es fundamental. Según datos de la Fédération Cynologique Internationale (la mayor federación canina del mundo cuyo único miembro en España es la RSCE), el 92% de los perros devueltos está relacionado con la incompatibilidad de la raza con su nueva vida. Un Husky no puede vivir en un apartamento pequeño, necesita espacio. Otras razas con actividad moderada son más adecuadas para apartamentos de tamaño modesto: Golden Retriever, Caniche, Chihuahua, el Bulldog Francés, el Cavalier King Charles Spaniel, el Coton de Tulear o el Teckel, por ejemplo. Hay casi 400 razas caninas internacionales reconocidas. Siggue nuestros consejos e infórmate antes.

La Real Sociedad Canina de España (RSCE) es la voz del perro en nuestro país desde hace más de cien años. Y es la única sociedad canina en España reconocida por la Fédération Cynologique Internationale. Desde 1911, la RSCE vela por el bienestar y conservación del animal más preciado para el hombre y vuelca su trabajo en garantizar que las razas caninas, un patrimonio antropológico, cultural e histórico, sigan cumpliendo la imprescindible labor que hacen en nuestra sociedad desde siempre como animales de compañía, de salvamento, de protección, de prevención o de guía, entre otras funciones. En junio de 2022, la RSCE celebró en Madrid la Exposición Mundial Canina (World Dog Show), en colaboración con IFEMA, el evento canino más relevante a nivel internacional y que reunió a más de 16.500 perros en la capital de España, para promover el papel esencial que tienen los perros de raza y la necesidad de conservar su legado.

Más información: https://www.rsce.es/es/

10 claves para identificar a un criador responsable 




10 claves para identificar a un criador responsable


La RSCE, la voz del perro desde hace más de un siglo, recomienda a los compradores informarse a través de asociaciones caninas para no alimentar el comercio ilegal, que afecta a 2,4 millones de cachorros al año en Europa

Un buen criador tendrá lista de espera, bombardeará al comprador con preguntas y le invitará a que vea a la madre y al resto de cachorros de la camada además de aportar información, asesoría, seguimiento y otras garantías

La Real Sociedad Canina de España (RSCE) afirma que la Ley de Bienestar Animal, actualmente en tramitación parlamentaria en el Senado, reconoce el papel de los criadores responsables, al considerar sus prácticas como una parte de la estrategia para terminar con el maltrato y el abandono.

Frente a ellos, existen los traficantes de cachorros y criadores sin escrúpulos movidos solo por el lucro económico y que están lejos de esas estrategias de selección y mejora. No es un tema menor: solo en Europa, cada año 2,4 millones de cachorros son objeto de transacciones ilegales, según la Fédération Cynologique Internationale (FCI), la federación canina más grande del mundo cuyo único miembro en España es la RSCE.

Para combatir esta lacra, la RSCE aporta 10 consejos para diferenciar a los buenos criadores de cachorros de los irresponsables sin escrúpulos.

1.- Si el criador responsable vende perros de raza, criará una o muy pocas razas. Cada raza canina tiene un temperamento -carácter- y una morfología -físico- específicos que hay que conocer bien. Hay variedades que necesitan más ejercicio, otras son estupendas para el hogar… Si un criador ofrece una gran variedad de razas, con cachorros siempre disponibles y de las que están más de moda o son más demandadas, probablemente estemos ante un tratante sin escrúpulos.

2.- El criador ético proporcionará al comprador amplia información sobre el animal, Qué necesita el perro, en qué entorno va a sentirse más feliz, cuántas veces hay que pasearlo, qué hacer para mejorar su temperamento. Si el criador responsable trabaja con una raza, conocerá al dedillo todo sobre la misma. Por contra, el criador no responsable aportará una información genérica, en el mejor de los casos, impersonal y sin ánimo de establecer un vínculo con los nuevos tutores.

3.- Además, el criador responsable aportará una dossier informativa, incluyendo la cartilla de vacunación, el pedigrí si procede, consejos sobre ejercicio y nutrición y las pruebas de salud más importantes hechas a los padres.

4.- El buen criador llevará a cabo una selección y control minuciosos de sus perros para la cría, a través de las correspondientes pruebas médicas y genéticas. Es decir, qué perros son más idóneos a la hora de cruzarlos para su reproducción.

5.- Un criador responsable bombardeará a preguntas al interesado. Si serán buenos tutores, si viven en un entorno adecuado, si saben algo de la raza que van a adquirir… cualquier duda es poca ante el hecho de verificar cuán responsable es el comprador. En cambio, los traficantes de perros solo estarán interesados en cerrar la venta.

6.- Los buenos criadores suelen tener lista de espera y no les importa recomendar otro criador -es más, lo harán proactivamente- si creen que el interesado precisa de otra raza canina o no puede esperar el tiempo necesario. En cambio, los criadores poco escrupulosos suelen tener mucha oferta, como si los cachorros fueran objetos, y si el comprador no muestra suficiente interés en las razas disponibles tratarán de convencerlo para que cambie de idea, admitiendo incluso el regateo en el precio convenido.

7.- Un criador profesional insistirá al futuro propietario que acuda a por el perro al lugar de cría, casi siempre su propio domicilio, donde no tendrá problemas en enseñarle las instalaciones, las condiciones de crianza y, sobre todo, a la madre y a los demás cachorros de la misma camada. El criador no responsable hará justo lo contrario: no mostrar el centro de cría ni a los padres y los demás cachorros de la camada, probablemente para no revelar las condiciones en que el cachorro ha sido criado.

8.- Un buen criador no se separa del cachorro hasta pasadas ocho semanas y en ocasiones diez o doce, entregando sus ejemplares identificados con microchip y con el programa de vacunación y desparasitación que corresponda para su edad según su propio veterinario. El mal criador querrá desprenderse del perro lo antes posible e incluso argumentar que es mejor que sea el propietario quien afronte todo el proceso de vacunación e incluso la implantación del microchip.

9.- Cada vez más criadores responsables aportan un contrato o documento de compromiso entre el criador y la nueva familia del cachorro para garantizar el bienestar del mismo y el compromiso con su adecuado desarrollo, además de plasmar todas las condiciones de venta, entrega, garantías sanitarias, etc. algo que prácticamente ningún criador poco escrupuloso está dispuesto a hacer.

10.- El criador ético no tendrá problemas en volver a hacerse cargo de uno de sus cachorros en caso de problemas que no se puedan superar: un cambio en la vida del propietario -que pierda el trabajo, que se traslade de vivienda, que se vea incapaz de garantizar los cuidados mínimos-. El mal criador no aceptará recibir de vuelta el cachorro e incluso culpará al tutor de la situación creada.

La Real Sociedad Canina de España (RSCE) es la voz del perro en nuestro país desde hace más de cien años. Y es la única sociedad canina en España reconocida por la Fédération Cynologique Internationale. Desde 1911, la RSCE vela por el bienestar y conservación del animal más preciado para el hombre y vuelca su trabajo en garantizar que las razas caninas, un patrimonio antropológico, cultural e histórico, sigan cumpliendo la imprescindible labor que hacen en nuestra sociedad desde siempre como animales de compañía, de salvamento, de protección, de prevención o de guía, entre otras funciones. En junio de 2022, la RSCE celebró en Madrid la Exposición Mundial Canina (World Dog Show), en colaboración con IFEMA, el evento canino más relevante a nivel internacional y que reunió a más de 16.500 perros en la capital de España, para promover el papel esencial que tienen los perros de raza y la necesidad de conservar su legado.

Más información: https://www.rsce.es/es/

ver más CANIPOST

Stacks Image 81322
Stacks Image 81293
Stacks Image 81290
Stacks Image 81287
Stacks Image 81284
Stacks Image 81281
CANIPOST |